Organización y Puesta

en Marcha de Empresas

En el mercado retail, ¿quién no ha pensado alguna vez en tener su propia tarjeta de crédito? ¿y su propia financiera?

La mayoría de las actividades vinculadas o complementarias del negocio retail, son desarrolladas por empresas que traccionan su crecimiento, aprovechando nuestras ventas y canales comerciales, pero que suelen retirarse en las dificultades o cambiarse a nuestros competidores por monedas.

Muchas de estas actividades suelen ser claves para nuestro negocio: financiación de ventas con préstamos personales, cuotas con tarjetas de crédito, cobranza y recupero de créditos, bases de antecedentes crediticios, almacenamiento y entrega de mercadería, sistemas.

Pero cuando alguna de estas actividades se convierten en estratégicas, total o parcialmente, es tiempo de replantear nuestros objetivos, integrando la actividad a nuestro propio negocio.

Crear empresas complementarias al negocio retail es una tarea ardua. Requiere un plan de negocios, una adecuada evaluación económica-financiera, una organización, una marca, recursos humanos y tecnológicos. En síntesis: se necesita un proyecto sólido.

La experiencia es clave para el éxito de cualquier proyecto, porque le permitirá alcanzar el objetivo en tiempo y forma, economizando esfuerzos y dinero. Piense en nosotros: ya lo hicimos al menos una vez.